Cómo cambió mi vida la palabra «Trans»

Se nace de una manera, pero se crece y se cambia, y hay personas que cambian más que otras. Descubrí la palabra «Trans» y lo cambió todo.

Mi caso fue así

A mi me criaron como a un niño, eso se supone que debía ser. Tengo un hermano y una hermana, y siempre estuve más cerca de ella; éramos amigas, jugábamos y nos divertíamos juntas, hasta que crecimos, y me iban apartando de ella ‘porque yo era “niño”’. Nada me dolía más.

En secundaria me encantaba convivir con las niñas, no sólo por estar con ellas sino por sentirme una. Me dolía mucho que me separaran de mis amigas ‘por ser un “niño”’.

La cosa es que yo nunca fui un“niño”, nunca me sentí uno; pero, por un momento me lo creí.

¿Qué podía hacer? Yo era una persona nueva e inocente en este mundo, y mi entorno no tenía idea sobre las personas como yo. Cuando estaba con mi papá, mi tío o mi hermano, y me trataban como se supone se debe tratar a un niño, yo me sentía lo más incómoda e infeliz; si me encontraba en un grupo con puros hombres, me preguntaba qué hacía yo ahí, no pensaba como ellos, no me expresaba como ellos, no me gustaba lo quea ellos, ni siquiera me reía de lo mismo.

Así pasé veinte años de mi vida sin saber quién era, escondiendo mis actitudes, ocultando mis gustos y preferencias, y disfrazando a mi persona para aparentar una identidad y engañar a todos, incluso a mí misma. Hasta que mi incontrolable curiosidad topó con la palabra «TRANS», luego vi la luz. Supe que esa era yo, que siempre lo fui aunque nunca lo entendí, que no había duda ni nada más que hacer más que aceptar el shock,meditar, actuar, cambiar, y ser enteramente feliz.

Autora: Luna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *