La activista Sarah Hegazy se suicida y deja conmovedora nota

Sarah Hegazy se volvió viral en el 2017 cuando fue arrestada por ondear una bandera arcoíris en el concierto de la banda libanesa de rock alternativo  Mashrou Leila.

More Arrests in Egypt's LGBT Crackdown, but No International ...

El vocalista de la banda Hammed Sinno es árabe, musulmán y gay, después del concierto quedaron vetados al igual que en Cisjordania y otros países musulmanes.

Bianca Beyrouti (beyroutifilms) on Pinterest
Hammed Sinno

Las acciones en ese concierto de Sarah y otro grupo que se sentía libre y orgulloso, derivaron en una violenta reacción del gobierno quien terminó arrestándola a ella y a otras 56 personas, acusadas de «Promover desviación sexual y libertinaje».

Varios de los detenidos recibieron penas de hasta seis años de prisión y Amnistía Internacional denunció que algunos fueron sometidos a exámenes anales en contra de su voluntad, la ONU considera estos exámenes como una forma de tortura.

Y es que el Régimen Egipcio del presidente Al Sis desató una persecución contra homosexuales, Sarah fue la única mujer detenida y pasó tres meses en la cárcel, al salir relató que recibió abusos, torturas y por supuesto discriminación.

Egipto no pena legalmente la homosexualidad, pero es perseguida. La comunidad musulmana y cristiana la rechazan categóricamente.

Desde el 2015 existen «Campañas de Moralidad» en las que resultan detenidas personas acusadas de “libertinaje e incitación al libertinaje”.

Sarah contó lo que le había pasado

“Entraron en mi casa al amanecer, preguntándome si mantenía mi virginidad y por qué no llevaba el hiyab. Tras ello, me sometieron a una descarga eléctrica sin más presentación.

Después vinieron más descargas eléctricas, durante los interrogatorios, entre gritos e insultos. Animaron a mis compañeras de celda a violarme”.

Sara Hegazy

 Cuando me pusieron en libertad recibí el estigma no sólo por parte de familiares y vecinos, sino también de la comunidad.

La sociedad en su conjunto señala y estigmatiza a quien se rebela contra esa cultura patriarcal basada en la opresión contra las mujeres, contra los trabajadores, contra las minorías religiosas, contra la diversidad sexual”

Sara Hegazy
Persecuted Egyptian LGBTQ activist Sarah Hegazy dies of suicide ...

Militante de izquierda, Sarah pertenecía al Partido Socialista Pan y Libertad, pero cuando fue arrestada denunciaron su arresto pero no adoptaron una posición clara.

El único partido que decidió dar un paso al frente fue el Partido Socialista Revolucionario Egipcio quién se atrevió a defenderla y declaraba…

“Lo que debe ser perseguido son los abusos sexuales en prisiones y lugares de detención, en lugares públicos, los tests de virginidad, la coacción a las mujeres para trabajar en el comercio sexual y la ablación”.

Tras saberse insegura, Sarah tuvo que buscar el exilio y en 2018 llegó a Canadá donde se unió a agrupaciones de izquierda para seguir defendiendo los Derechos Humanos y denunciando los abusos en su país.

Las consecuencias de la tortura

Aún alejada de su país, las consecuencias por las agresiones sufridas durante su arresto y después de él, dejaron una profunda marca en Sarah Hegazy, desarrollando episodios de estrés post traumático y un intento de suicidio previo.

El pasado domingo 14 de mayo el abogado de Sarah confirmó que se había suicidado y junto a su cuerpo se encontraba una nota:

Para mis hermanos:intenté encontrar redención y fallé, perdonadme.

Para mis amigos: la experiencia fue dura y soy demasiado débil para resistir, perdonadme.

Para el mundo: fuiste cruel en gran medida. Te perdono“.

Sara dejó una una última foto en su IG con esta leyenda:

«El cielo es mejor que la tierra»

La activista lesbiana Sarah Hegazy, se suicida a tres años de su ...

Desde 2013 hasta 2017, fecha del arresto de Sarah, fueron detenidas en Egipto 232 personas por ser “sospechosas LGTBI”.

Tras la confirmación de su muerte, Hamed Zane vocalista de la banda en la que Sarah Hegazy había ondeado la bandera arcoíris durante su concierto, compuso una canción con el texto de la activista.

“Pasamos la primera parte de nuestras vidas pidiendo aire en nuestras patrias y luego nos vamos a otros países donde nos prometen aire, pero solo descubrimos que nos robaron los pulmones”,

Con información de:

Las dos manzanas
Lavanguardia.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *