El discurso transfóbico, el verdadero caballo de Troya del feminismo

Si eres feminista y no plantas cara a quienes en nombre de este movimiento político violentan a personas trans y no binarias, temo decirte que se llama complicidad.