Sophía, la primera niña trans reconocida en México

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Puede ser un tema dificil de entender para muchos, más para quienes crecieron como personas cisgénero y en la heteronormandad. Osea sin dudar de su género con la orientación sexual más común y sin preguntarse si su cuerpo era realmente su cuerpo.

Pero hay muchas personas que desde siempre se sienten en incongruencia con su propio cuerpo, no es un tema para nada sencillo, imagina no estar conforme con lo que eres, como te ves y el trato que recibes, porque sí, en nuestra sociedad te tratan como te ves, y eso incluye la imagen, la limpieza, el dinero y el género.
Uno sabe que es uno desde que tienen conciencia, pues igual hay veces que uno sabe que no es el que se ve desde chiquito, por eso aunque un niñx debe de tener mucho acompañamiento  y soporte en su proceso de transición, no podemos poner en duda que sabe lo que siente.
Sophía, una niña de 6 años que fue reconocida en su nacimiento como niño, tuvo que pasar por un proceso en el que como menor, necesitaba reconocerse a sí misma y poder explicar a sus padres que se sentía de un genéro contrario al que se veía y a como la trataban.
Su madre que poco sabía del tema, logró por medio de internet encontrar la palabra Trans, se acercó a la asesoría y también a la terapia.
En el proceso a obtener su acta de nacimiento y la legalidad de sus papeles acorde a su nuevo género, Sophía tuvo que pasar el desagrado de sus compañeros y maestros, incluso actividades especiales que le fueron programadas en las que tenía que pasar tiempo con su papá y realizar actividades de “hombre” que le ayudaran a expresarse según el género que debía.
Tras la oposición de maestras y después de un proceso más doloroso y difícil por el colegio, Sophía  pudo cambiar de escuela y ser reconocida por todo su entorno como ella lo deseaba.

Por fin se concluyeron los trámites de un año en la ciudad de México, donde el trámite ya está estandarizado para los adultos, en el caso de Sophía que es menor solo hizo falta un dictamen estandarizado.
Para ella es solo un papel, pero su caso ahora es un hecho grabado en la historia de la lucha de los derechos de la comunidad LGBT en el país.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *